Nuestros viñedos se encuentran cerca del paralelo 35 Sur, que es la ubicación mundial de los mejores vinos del planeta.

Las más de 180 hectáreas de uvas tintas se encuentran en el Valle de Sagrada Familia, rodeado por cerros, y con un microclima muy cálido. Junto a esto su cercanía al mar, le permite tener una influencia de vientos costeros, lo que provoca una gran amplitud térmica, entre el día y la noche. Estas particulares características son ideales para la calidad, color y concentración de nuestros vinos tintos como Cabernet Sauvignon, Carménère, Syrah, Petit Verdot, Cabernet Franc, entre otras variedades que se desarrollan aquí, lo que nos hace ser únicos.

Las 30 hectáreas de uvas blancas, en tanto, se encuentran ubicadas a los pies de Los Andes, en la pre cordillera del Valle de Curicó, sector Zapallar, en el cual encontramos climas más fríos, excelentes para el desarrollo y producción de vinos blancos como el Sauvignon Blanc, Riesling, Chardonnay, Roussanne y Sauvignon Gris.

Las variedades han sido seleccionadas de acuerdo a diferentes características climáticas, pero su ubicación dentro de cuarteles, ha sido determinada según la condición de suelo presente en el predio. Dependiendo de las variedades y las características del terreno, se eligió el marco de la plantación y la formación de las plantas para lograr el mejor resultado en la calidad de cada una de las variedades.